Mi hijo no quiere desayunar: la enfermera escolar recomienda.

El desayuno es la comida más importante del día. Tras las horas de ayuno es necesario proporcionarle al cuerpo los nutrientes adecuados para empezar el día.

Los expertos en alimentación coinciden en la misma idea y no dejan de decirlo: el desayuno es la comida más importante del día. Tras las horas de ayuno durante el sueño es necesario proporcionarle al cuerpo los nutrientes adecuados para arrancar la jornada. El 25% de las calorías diarias recomendadas deben estar presentes en el desayuno.

En el caso de los niños esto es también fundamental. A veces las prisas nos hacen que echemos mano de lo más sencillo para salir rápido y no llevar el estómago vacío. Un buen desayuno, de calidad, no tiene porqué llevar más tiempo de tomar que los “preparados industriales”, y sobre todo si se deja previsto y está planificado.

“A primera hora no me entra nada”, “tengo el estómago cerrado”, “no me da tiempo a sentarme a desayunar”… son frases frecuentes en la consulta del servicio de salud escolar, donde a diario es común atender alguna dolencia cuya causa es la falta de desayuno.

Nos encontramos casos en los que ante esa afirmación, la enfermera en el colegio le pregunta al alumno o a la alumna: “¿y qué has traído para almorzar?” Y la respuesta es: “Nada”…o… “he compartido media palmera con una amiga”… o… “un euro para comprarme algo en la cafetería…”

A veces incluso alguno de estos alumnos, cuando se trata de niños más mayores con jornada intensiva, no tomarán nada hasta regresar a su casa a mediodía.

¿Qué síntomas produce no desayunar?

En numerosas ocasiones en la consulta de enfermería escolar se atienden a alumnos que se encuentran mal, o incluso tiene que acudir a la llamada de algún profesor por algún mareo encontrando la causa en la falta de desayuno.

Nos encontramos también con dolor abdominal, náuseas, dolor de cabeza, cansancio, y, esto nos lo cuentan los profesores, falta de concentración y peor rendimiento en las primeras horas. Aunque en otro momento también hablaremos de la falta de sueño en adolescentes, los bajos niveles de glucosa afectan al bienestar de los niños.

Estos síntomas son a corto plazo. Pero a medio y a largo plazo, hay estudios que revelan que hay más incidencia de obesidad y riesgo de desarrollar diabetes tipo II, debido al efecto que tiene el ayuno prolongado en el organismo.

¿Qué hago para que mi hijo desayune?

Todo lo que es importante en esta vida hay que prepararlo de antes. Para que el niño tenga tiempo para desayunar, debemos asegurar que se levante un poco antes, y para ello, no retrasar la hora de acostarse. No le llevará más de 10 minutos tomar un desayuno sencillo, que puede ser complementado con el almuerzo del colegio.

Quizá al principio nos repita eso de “no me entra nada”, pero poco a poco se acostumbrará al hábito de desayunar. Un día puede tomar un trozo de pan con aceite, un vaso de leche, o un poco de fruta, al día siguiente podemos intentar que tome un par de alimentos, añadirle el resto en el almuerzo, y así progresivamente. O bien al revés… si no conseguimos que coma más cantidad a primera hora, repartir el desayuno entre lo que tome en casa y lo que se lleve al colegio… No se trata de forzar, pero sí de acostumbrar.

Debemos hablarles, según su nivel de comprensión, de los beneficios del desayuno y los perjuicios de no desayunar, y a los más mayores desterrarles mitos sobre las calorías y hablarles de la importancia de los nutrientes de calidad en la dieta para su salud, rendimiento escolar y forma física.

Ideas de desayuno saludable para niños

Mucho se habla de lo que no se debe ofrecer para desayunar: bollería industrial, cereales azucarados, cremas de cacao con grasas poco saludables, zumos envasados…

Pero, ¿qué podemos ofrecer a los niños, sobre todo cuando no tenemos tiempo de preparar esos desayunos maravillosos que se ven en las fotos?

Como comentábamos antes, la no improvisación nos ahorrará mucho tiempo y para ello es bueno tener previsto junto con el menú semanal también el desayuno y el almuerzo del colegio.

Ejemplos de desayuno:

  • Un vaso de leche (siempre que no haya alergias) más un pan de mollete o una tostada integral con aceite. Podemos añadirle tomate y jamón + manzana para el almuerzo de media mañana.
  • Un yogur con trozos de plátano con cereales integrales o avena + frutos secos para el almuerzo del colegio. (¡Ojo con estos! Ofrecer exclusivamente a partir de los 5 años).
  • Un bol de avena con leche y trocitos de chocolate puro o cacao puro + una mandarina para media mañana.
  • Una porción de bizcocho casero y un batido de leche y plátano + un bocadillo pequeño de queso para el almuerzo.
  • Una rebanada de pan tostado con crema de cacao casera más un batido de yogur y fresas + unas uvas en el almuerzo.

En Seres Salud queremos que nuestros niños y niñas estén llenos de energía para comenzar el día y con estos ejemplos como guía, seguro que el desayuno antes de ir al colegio se hará más sencillo y apetecible.