¿Por qué tener una enfermera en el colegio?

El número de colegios con enfermera escolar va en aumento y, aunque a día de hoy no se trata de una obligación legal para los colegios, cada vez son más las Comunidades Autónomas que dan pasos en ese sentido.

Ventajas de la enfermería escolar.

El número de colegios con enfermera escolar va en aumento y, aunque a día de hoy no se trata de una obligación legal para los colegios, cada vez son más las Comunidades Autónomas que dan pasos en ese sentido. 

La obligatoriedad legal se debate entre la necesidad y beneficios para la salud del alumnado y la dotación presupuestaria y competencial que requiere, implicando a Sanidad y Educación.

Por este motivo, es un servicio que tiene presencia en los centros privados y concertados, donde la autonomía y capacidad de decisión es mayor pudiendo decidirse por mejorar el bienestar de sus alumnos.

¿Debería existir personal de enfermería en los colegios?

La necesidad de las enfermeras escolares en los centros educativos está clara, y así lo recomiendan los médicos pediatras, como por ejemplo en este artículo ¿debería existir personal de enfermería en los colegios?

La enfermería escolar junto con un servicio de salud apropiado supone beneficios para toda la Comunidad Educativa.

 La enfermera escolar: clave en la salud del niño.

Los colegios que cuentan con un servicio de salud escolar, o al menos una enfermera en el centro, son conscientes de la labor fundamental que desempeña la enfermería escolar y su posición como pieza clave en la salud del alumno.

No obstante, como señala Redacción Médica tener al menos una enfermera en el colegio es un mínimo, no es un lujo, es una necesidad.

Y de hecho no puede limitarse única y exclusivamente a una enfermera por centro, sino que es preciso valorar las necesidades del alumnado y la Comunidad Educativa en su conjunto.

No es excepcional que para atender adecuadamente la salud de los alumnos sea necesario contar más de una enfermera escolar.

Ventajas de tener una enfermera en el colegio

  • Para las familias, padres y madres:
    • Seguridad y tranquilidad. Los padres y madres están tranquilos sabiendo que sus hijos están bien atendidos durante la jornada escolar.
    • Solución de problemas de incompatibilidad laboral, en familias con hijos con necesidades que obliguen a los padres a ausentarse de su puesto de trabajo como, por ejemplo, la diabetes.
  • Para los alumnos:
    • Atención en sus necesidades de salud:
      • enfermedades y problemas de salud ordinarios, accidentes, etc. 
      • también en los casos, cada vez más frecuentes, de enfermedades crónicas y alergias.
    • Diagnóstico precoz. Puede jugar un papel decisivo en el proceso de diagnóstico precoz de enfermedades y problemas de salud, con una clara repercusión sobre la calidad de vida del alumno o alumna y sus familias.
    • Educación para la salud y de prevención.
  • Para los profesores:
    • No asumir riesgos que no les corresponden. Si no hay personal sanitario en el centro, son los profesores quienes tienen que realizar las atenciones sanitarias, con el riesgo que conlleva.
    • La atención sanitaria, y más de un menor de edad, es una labor de personal especializado.
    • Mejora en su labor docente. Pueden entrarse al 100% en su labor docente y pedagógica, no gastando tiempo otras tareas que no les son propias.
    • Educación para la salud y de prevención.
  • Para los colegios y centros educativos.
    • Mejor escolarización de sus alumnos. La enfermería escolar permite la escolarización de nuevos alumnos.
    • Reducción de los riesgos por accidentes y enfermedades en el colegio.
    • Correcta atención de los alumnos en sus necesidades de salud ordinarias y extraordinarias.
    • Alumnos con enfermedades crónicas. La presencia de la enfermera, permite que alumnos con enfermedades como diabetes, intolerancias alimentarias, asma, epilepsia, alergias, TDAH, etc., tenga una correcta atención de sus necesidades sanitarias.
  • Para el conjunto de la Comunidad Educativa.
    • Identificación profesional de problemas de salud. El personal sanitario en el centro educativo es una fuente de información más, que permite identificar problemas de salud que se le escapen al profesorado, jugando un papel decisivo en la solución de los mismos.
    • Especialización y capacitación. La enfermera puede ayudar a los profesores y personal del centro, a los alumnos y sus familias, a mejorar su salud y calidad de vida, tanto desde la prevención como la atención e identificación de problemas de salud en la comunidad escolar.

Es esencial dejar en buenas manos, en manos de profesionales, todo lo relacionado con salud en la Comunidad Educativa.

Siendo la enfermera en el colegio una pieza clave, no debe ser la única. Para dar la mejor atención, es necesario implantar un servicio de salud integral que comprenda:

  • Soporte y apoyo a las enfermeras, por parte de médicos especializados.
  • Coordinación, ayuda y seguimiento a la enfermera escolar, así como reporting al centro educativo para asegurar la calidad del servicio prestado.
  • Educación para la Salud apaptada a las personas que componen la Comunidad Educativa: profesores, alumnos y sus familias y personal del centro educativo.
  • Asesoría en Salud y consultoría del servicio, para su mejora continua.

Con un servicio escolar de salud todos ganan.