Enfermera escolar, enfermería escolar, enfermeria escolar, servicio de salud escolar, servicio escolar de salud, educación para la salud, enfermera en el colegio, Seres Salud, servicios escolares de salud, Consejos para Navidad, Navidad saludable, Hábitos saludables para niños, Hábitos saludables en Navidad, alimentación saludable en Navidad

Navidad saludable. Cómo vivirla con niños.

Esperábamos impacientes la Navidad. Pero para disfrutar al máximo de las fiestas sin sufrir las consecuencias de los excesos, es importante seguir unas recomendaciones.

En estas fechas de fiestas y reuniones familiares, y acompañados de las vacaciones escolares, es frecuente realizar cambios de ritmo y horarios en las rutinas de los más pequeños.

Es importante vivir la Navidad en familia, y los pequeños tienen bastante protagonismo estos días, pero para disfrutarla con ellos y no padecer las consecuencias, os invitamos a tener en cuenta unos consejos.

    Alimentación saludable en Navidad.

    Es habitual celebrar la Navidad alrededor de una mesa. Al menos, unas 4 comidas importantes nos reunirán con amigos o familia, y en ocasiones existe una tradición o costumbre sobre el qué comer en Navidad.

    Marisco, carnes con salsa, aperitivos, embutidos… llenarán la mesa de la mayoría de las casas, pero es importante no dejarse llevar por los excesos. Los mayores lo sufrimos, en nuestra digestión y en nuestro peso, y los niños aunque no lo manifiesten igual, también.

    A veces porque son platos con alimentos a los que no están acostumbrados, entonces les daremos aquello que más les guste para que al menos cenen algo, y otras veces porque están ocupados con primos o amigos de su edad, comen menos o peor, y puede suceder que en esos días descuidemos un poco el equilibrio de su dieta.

    Consejos para seguir un menú equilibrado en Navidad: 

    • Pensar el menú de Navidad en conjunto para cada día. Hacerlo equilibrado, sin excesos innecesarios, incluyendo con recetas especiales todos los grupos de alimentos: Hidratos de carbono, proteínas y verduras, como guarnición o como plato principal. Se pueden mantener los platos tradicionales de cada casa sin caer en excesos y de manera atractiva también para los niños.
    • Equilibrar el menú del resto del día, haciendo comidas más ligeras si en las festivas hay más carga calórica.
    • Evitar las bebidas azucaradas y gaseosas. No hay que olvidar el agua. Ayudará a nuestra digestión y evitaremos añadir calorías extra a la comida.
    • Pensar en los dulces navideños también de manera razonable. Existen opciones saludables y apetecibles con frutas, chocolate negro, frutos secos (siempre con precaución)… y evitar los platos de turrones y polvorones expuestos durante los 15 días de las Navidades, que tentarán a los niños y también a los mayores, y cuando queramos disfrutar de un dulce, procurar opciones caseras y saludables.

    Horarios y rutina de sueño en Navidad.

    El cambio de ritmo por las vacaciones escolares es suficiente para sufrir variación en las horas de acostarse y levantarse, y esto sumado a las diferentes reuniones y actividades familiares, puede hacer que los niños pierdan hábitos que necesitan para estar sanos, descansados y tranquilos.

    Recomendaciones para mantener hábitos de sueño en Navidad:

    • Los más pequeños, en la medida de lo posible, deben conservar su siesta. Esto hará que tanto ellos como el resto de la familia puedan disfrutar más tranquilos de todas las actividades del día.
    • Los horarios de comidas y cenas suelen ser algo más tardíos, y al ser comidas relajadas se alargarán con frecuencia. Es importante pensar en los niños e intentar adaptarnos a sus horarios lo mejor posible, no por ello quitándoles de disfrutar de las Fiestas y a nosotros de su compañía.
    • No olvidar que en dos semanas volveremos a la rutina del colegio, intentar mantener lo mejor posible los horarios habituales, con las excepciones que se consideren necesarias en cada caso y en cada casa.

    Actividad física durante las vacaciones de Navidad.

    Tal vez esta aumente en algunas familias por los planes fuera de casa, pero en algunas ocasiones, los niños pasarán más tiempo dentro del hogar, y perderán la actividad física a la que están acostumbrados en el colegio. La necesitan igual que el resto del año y les ayudará a estar más tranquilos y llegar más relajados a la hora de dormir.

    Para mantener la actividad física en Navidad recomendamos:

    • Controlar el sedentarismo sobre todo en los niños más mayores. Menos pantalla y más juego físico.
    • Incluir en sus actividades el deporte, paseos durante las horas de sol, ya sea con otros niños o con mayores.
    • Ir a ver las luces de Navidad (bien abrigados), un paseo por el campo o por la nieve, o hacer pequeños recados por el pueblo o la ciudad, como ir a buscar decoración para la casa, unos Christmas, ir a Correos o a un buzón para llevar la carta, hacer visitas a exposiciones o Belenes, y otras actividades navideñas, son ejemplos para realizar algo de actividad física.
    • Incluir en la carta a los Reyes Magos regalos que promuevan el ejercicio: pelotas, combas, gomas de saltar, patines, unas raquetas de bádminton… son regalos sencillos y divertidos para ellos que les animarán a estar en movimiento.

    Y aunque aún queda una semana para las vacaciones y nuestra enfermería escolar aún está abierta, con estos consejos, Seres Salud, Servicio de Salud Escolar, os quiere desear una muy feliz y saludable Navidad.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER