¿Cuánto cuesta tener una enfermera en el colegio?

Hoy en día tener una Enfermera Escolar durante la jornada lectiva es más una cuestión de prioridades que de costes.

Cada vez más colegios tienen enfermera escolar.

Y si eso es así… -“¿Por qué el colegio de mis hijos no tiene enfermera?”-.

Esta es una pregunta que cada vez se hacen más padres y madres, y aunque pueda parecer una respuesta demasiado sencilla, la realidad en la mayoría de los casos es que su colegio ni se ha planteado la posibilidad de tener una enfermera escolar.

¿Es obligatorio tener una enfermera en el colegio?

Las empresas con más de 500 trabajadores tienen que contar con un servicio de prevención propio con expertos con la capacitación requerida para las funciones a desempeñar.

Sin embargo, en los colegios, donde es normal que haya bastante más de 500 alumnos, todos ellos menores de edad, no hay una exigencia legal que obligue a contar con personal sanitario para atender las urgencias y las incidencias normales del día a día.

Según las estadísticas más del 40% de los accidentes que sufren los niños se producen mientras están en el colegio, lo que no parece muy desorbitado, teniendo en cuenta que nuestros hijos pasan 8 horas en el colegio, y en muchos casos más por las obligaciones laborales de los padres.

Tanto desde el Consejo General de Enfermería como desde otras organizaciones se trabaja para que se dé cumplimiento a esta demanda de las familias, pero lo cierto es que a día de hoy no hay ninguna disposición legal que obligue a los colegios a contar con una enfermera escolar, y esto es así, más por motivos presupuestarios que por otros motivos.

¿Por qué mi colegio no tiene Enfermera Escolar?

Al no existir la obligación legal, las mayoría de los colegios no ofrecen este servicio a sus alumnos y realmente les gustaría hacerlo, pero está instalada la opinión de que se trata de un servicio muy costoso para las familias y los centros educativos.

En muchos casos, al no ser obligatorio, los colegios ni se plantean la posibilidad de contar con una enfermera escolar durante la jornada escolar.

Esto sumado a que se trata de un profesional de un ámbito distinto al educativo y que trata una materia totalmente desconocida en el sector educativo, lleva a que las direcciones de los centros no sepan muy bien como abordar esta demanda de las familias y la dejen de lado.

El día a día de un colegio es trepidante y es fácil que los directores, administradores y gestores no paren ni un segundo absortos en los problemas diarios; se centran en lo inmediato y urgente, y ni tan siquiera se paran a pensar en lo necesario que es, ni en los evidentes e importantes beneficios que traerá a su colegio.

¿Por qué tener una enfermera en el colegio?

En primer lugar un Servicio de Salud Escolar tiene claros y evidentes beneficios para las alumnas y alumnos del colegio, sean alumnos sanos o tengan alguna alergia o intolerancia, enfermedad crónica, como la diabetes o el asma, o cualquier otra particularidad de salud que pueda afectarles en su escolarización.

Hablamos de Servicio de Salud Escolar y no sólo de Enfermera Escolar ya que una enfermera sola en un colegio, tiene muy limitada su capacidad de actuación, y podrá prestar un servicio con mucho menos valor y beneficios para el alumnado que si forma parte de un Servicio de Salud, del que será pieza clave.

Pero no hay que olvidar que también tiene importantes beneficios para toda la Comunidad Educativa y para el propio colegio, entre otros:

  • Aumento de la satisfacción de los padres, al saber que sus hijos estarán bien atendidos y seguros mientras están en el colegio.
  • Mejora del prestigio y reputación del colegio. Es un claro elemento diferenciador frente a otros colegios que no tienen nada o tan sólo tienen una enfermera.
  • Es un elemento de promoción, un Servicio de Salud Escolar bien organizado, con una consulta de enfermería bien equipada con el material sanitario necesario, da mucha tranquilidad a los padres de futuros nuevos alumnos, especialmente en el primer ciclo de Educación Infantil.
  • Mejora en el control de riesgos, ya que en todos los colegios suceden accidentes, en algunos casos muy graves, como desgraciadamente sucedió en un accidentes escolar en Jaén la semana pasada.
  • Reducción de costes, tanto de mero gasto, como por ejemplo, reducir el gasto de la prima del seguro de accidentes al reducirse el número de partes que se dan al seguro; como de riesgos por indemnizaciones y sanciones económicas por accidentes mal atendidos, etc.

¿Cuánto costaría realmente tener una enfermera en el colegio?

Es cierto que las familias de los colegios, principalmente en los colegios privados y en los centros concertados, pueden encontrarse al límite de saturación con los recibos que tienen que afrontar a parte de los correspondientes a la escolaridad.

Pero este no es el principal escollo para que un colegio pueda prestar a sus alumnos y familias un Servicio Escolar de Salud profesional y de calidad, ya que la realidad es que a la hora de pagar un recibo del colegio, tiene mejor aceptación si es para tener una enfermera en el colegio que si es para una excursión o material escolar, por poner algunos ejemplos.

¿Cuánto costaría realmente tener una enfermera en el colegio? Como hemos dicho anteriormente, preferimos hablar de Servicio de Salud Escolar, más que de Enfermera Escolar, y esto no supone un aumento del coste de la enfermera escolar en el colegio.

¿Qué es un Servicio de Salud Escolar?

Lógicamente un Servicio de Salud Escolar puede prestarse con diferentes niveles de alcance, y no se limita única y exclusivamente a tener una Enfermera Escolar en el colegio durante toda la jornada escolar, sino que, para que sea de calidad, debe ir acompañado de otros servicios, entre otros:

  • Soporte de médicos especialistas. De manera que la enfermera cuente con médicos especialistas a los que acudir para resolver los accidentes, urgencias y necesidades sanitarias normales en un centro educativo.
  • Equipamiento sanitario profesional para atender las urgencias y necesidades sanitarias que suceden en todos los colegios.
  • Supervisión por parte de enfermera escolar experimentada, que haga seguimiento, de soporte y ayude a la enfermera del centro.
  • Software de gestión que permita un correcto manejo de la información y establecer un sistema de reporting periódico con información valiosa a la dirección y órganos de gestión del centro.
  • Revisión médica anual al alumnado. La revisión realizada por un médico colegiado, abarca aspectos que exceden las competencias de la enfermera del colegio.
  • Programa de Educación para la Salud, adaptado a las peculiaridades y necesidades propias de toda la Comunidad Educativa.

Un colegio que realmente se preocupa por la salud y calidad de vida de su Comunidad Educativa tiene un Servicio de Salud Escolar profesional.

Los Servicios Escolares de Salud, están compuestos por una serie de servicios, por lo que el precio dependerá de las características propias de cada centro educativo, entre otras:

  • Número alumnos.
  • Número de alumnos con necesidades sanitarias específicas.
  • Dimensiones del centro.
  • Si tiene o no piscina.
  • Si se quiere hacer la revisión médica anual y a qué cursos.
  • Extensión y alcance del programa de Educación para la Salud que se quiere implantar.

¿Cuánto costaría realmente tener una enfermera escolar?

A la hora de definir cuánto cuesta tener una enfermera en el colegio hay que tener también en cuenta la profundidad, alcance y calidad del servicio que se quiere dar al alumnado, profesorado y personal del centro educativo y familias de su colegio.

Teniendo en cuenta estas dimensiones, el precio del servicio puede oscilar entre los 60-180€ por curso escolar. 

En resumen, puede decirse que si un colegio no cuenta con una Enfermera Escolar no es por motivos económicos, ya que la inmensa mayoría de los padres, no tendrán inconveniente en pagar 6€ al mes para que el colegio de su hija o hijo cuente con un Servicio Escolar de Salud, y beneficiarse también ellos de este servicio.

Si un colegio no cuenta con una Enfermera Escolar no es por motivos económicos, ya que la inmensa mayoría de los padres no tendrán inconveniente en pagar un pequeño recibo al mes para que el colegio de su hija o hijo cuente con un Servicio Escolar de Salud.